miércoles, 31 de agosto de 2011

El diario de Noah

- ¿Te quedarás conmigo?
+ ¿Quedarme contigo? ¿Para qué? ¿Para estar todo el tiempo discutiendo?
- Eso es lo que hacemos, discutir. Tú me dices cuando soy un maldito arrogante y yo te digo cuando das mucho la tabarra, y lo haces el 99% del tiempo. Sé que no puedo herir tus sentimientos porque tienen un promedio de 2 segundos de rebote y otra vez vuelves a la carga.
+ ¿Entonces qué?
- Pues que no será fácil, va a ser muy duro. Tendremos que esforzarnos todos los días y quiero hacerlo porque te deseo. Quiero tenerte para siempre, Tú y Yo todos los días. ¿Harías algo por mí?.. Por favor imagina tu vida dentro de 30 o 40 años, ¿cómo la ves? Si es junto a ese hombre, vete. Te largaste una vez y lo soportaré otra si creyera que es lo que quieres, pero jamás tomes la vía fácil.
+ ¿A qué vía te refieres? No hay ninguna fácil, haga lo que haga alguien acabará sufriendo.
- ¿Podrías dejar de pensar en lo que quieren los demás? Incluso olvida lo que yo quiero y lo que él quiere o lo que tus padres quieren, ¿tú qué quieres?
+ No es tan sencillo.

lunes, 29 de agosto de 2011

Quisiera

Quisiera sin pintor, pintarte en mi corazón.
Quisiera ser el póster de tu cantante famoso.
Quisiera ser Da Vinci y que tú seas mi Monalisa.
Quisiera ser el chiste que a ti siempre te de risa.
Quisiera ser ladrón, robarte tu corazón.
Quisiera ser la marca de tu ropa favorita.
Quisiera ser tu diario y gastarme mi salario.
Y en un viaje al espacio que ayer vi en una revista..




jueves, 25 de agosto de 2011

No tan perfecto

Lo que en un momento concreto nos parece perfecto, con el paso del tiempo, puede no serlo. Quizá entendamos que no era tan perfecto, y aunque lo hemos perdido, nadie dice que no podamos volver a encontrarlo, o incluso encontrar algo mejor.





martes, 23 de agosto de 2011

Unos recuerdos

Antes o después las cosas que has dejado atrás te alcanzan. Y las cosas más estúpidas, cuando estás enamorado, las recuerdas como las más bonitas. Porque su simplicidad no tiene comparación. Y me dan ganas de gritar. En este silencio que hace daño. Basta. Déjame. Ponlo todo de nuevo en su sitio. Así. Cierra. Doble vuelta de llave. En el fondo del corazón, allí, en aquella esquina. En aquel jardín. Algunas flores, un poco de sombra y después dolor.
Ponlos allí, bien escondidos, te lo ruego, donde no duelan, donde nadie pueda verlos. Donde tú no los puedas ver. Eso. Otra vez enterrados. Ahora está mejor. Mucho mejor.



jueves, 18 de agosto de 2011

Sin más explicaciones


No entiendo porque a veces me es tan difícil poder decir lo que siento, es algo muy extraño e ilógico, “tienes a la persona que mas quieres en frente de ti, la ves a los ojos oyes como te pregunta algo y tu te quedas sin habla, finges estar pensando cuando en realidad te bloqueas, le das vueltas al asunto y al final no dijiste nada” exactamente eso es lo que me pasa.
En este mundo, en este tiempo, en este momento y para mi hay una persona muy especial.
Una persona que a lo largo del tiempo he podido conocer, admirar, confiar pero sobretodo he podido querer y me a trevo a decir que e llegado a amar tal vez pienses que es ilógico y tonto pero “hay razones del corazón que la razón desconoce” y sí, me enamoré de esa persona.
No se, fue raro, desde que le conocí me pude dar cuenta que era diferente a los demás. Es atento, divertido, te escucha..un poco difícil encontrar a alguien así ahora..
Pero el tiempo pasó y al principio sentí que sería algo pasajero, pero después comencé a tratarle y me enamoré mas, hasta llegar a un punto en el que mis amigas decían que estaba loca y que había llegado a la obsesión aunque yo digo que no.
Después llegamos a ser buenos amigos, pero como en toda amistad siempre hay problemas en los cuales los dos queríamos tener la razón, sin embargo eso pasó, los dos hablamos y poco a poco los fuimos superando y creo que ahora seguimos siendo buenos amigos.
Después creo que comencé a cometer ciertos errores.
Lo que decía no concordaba con lo que hacía y siento que hubo un poco de confusión en él, intenté explicarle de mil maneras pero como siempre nunca me creyó, ya que lo que decía no era lo que demostraba.
Ahora intento que me entienda y… no le pido que me quiera de la manera en la que yo le quiero.
Solo quiero que sepa que le veo porque no puedo evitar verle. Que a veces cuando hablo con él siento como si mi corazón se saliera de control y que cuando se enoja conmigo me siento muy mal.
Me duele saber que la persona a la que más quiero no sienta lo mismo, también me duele saber que no me crea que le quiero demasiado, y sabes, no quiero frustrarme porque nunca fui capaz de decirle lo que sentía.
Una vez tu me dijiste: “es mejor decirlo en el momento en que lo siente porque después ya no tiene caso” y es lo que estoy haciendo, tal vez decírselo no cambie nada pero mínimo no viviré con el: qué “hubiera” pasado si se lo hubiera dicho, ahora… quieres saber quien es esa persona… creo que esta demás decírtelo no? Pero esta bien te lo diré… eres tú.


martes, 16 de agosto de 2011

A long distance.


Me da igual donde estés, porque para mi..siempre estarás en mi sueños, entonces puedo dormirme..y pensar que estás aquí, a mi lado.

Eterno

El tiempo es demasiado lento para aquellos que esperan... demasiado rápido para aquellos que temen.... demasiado largo para aquellos que sufren.... demasiado corto para aquellos que celebran... pero para aquellos que aman, el tiempo es eterno. (Henry Van Dyke)

lunes, 15 de agosto de 2011

Como un viaje en barco.

La vida es como un viaje en barco, subes y bajas según las olas. Gracias a los amigos, no pierdes el horizonte. Y cuando sufres naufragios, la amistad es el ancla que te apoya mientras buscas el nuevo rumbo.

domingo, 14 de agosto de 2011

sábado, 13 de agosto de 2011

Donde el camino acaba

¿Estas orgullosa de tu nueva era que da sus primeros pasos? Ahora vas a ver dónde acaba ese camino.
Correr hacia ninguna parte te lleva a ninguna parte, pero tu tren nos está llevando a algo peor que a ninguna parte. Un río busca siempre el mar por más diques que le pongas. Esa arena entre las manos no hay manera de detenerla. No estamos hechos para vivir entre muros. Nos convertimos en canarios que ya no resisten la vida silvestre. Tu mundo feliz no va hacia un mundo feliz. ¿Sabés que ocurre cuando uno quiere desviar el río de la vida, cuando uno pone diques absurdos para detenerlo? El río desborda, destruye todo. Esa es la furia y potencia de un río al que no lo dejan ser. El río busca y busca su mar. Solo pide que lo dejen ser. Solo pide que no lo desvíen de su camino y lo lleven a ninguna parte.

viernes, 12 de agosto de 2011

Puntos de vista

¿Existe una única manera de ver las cosas? ¿Las cosas son como son o como las vemos? ¿Existe la objetividad o siempre vemos todo subjetivamente? ¿Las cosas son como son o como las sentimos? ¿Será que todo lo vemos teñido por nuestra propia historia? ¿Existe una única verdad o todo depende del punto de vista? Todo depende de cómo se mire.
Nuestra historia nos marca y vemos todo desde esas marcas ¿Será que si nos faltó amor veremos falta de amor aún en el amor? ¿Si tuvimos una historia de abandonos siempre veremos eso, en cualquier caso? ¿Se pueden conciliar dos puntos de vista tan distintos? ¿Las palabras tienen un único significado o depende de cómo se escuchen?
Ver siempre lo que quieres ver es una forma de ceguera. Si dos personas pueden tener una verdad diferente ¿entonces hay una sola verdad? Estamos presos de nuestra única manera de ver las cosas, nada es ni blanco ni negro, todo depende.
Es muy curioso, pero en la mayoría de las discusiones todos y nadie tienen razón. Atorranta, bueno, malo, traidor, confiable o mentiroso ¿se puede decir que alguien sea de una manera o de otra?
Si vemos las cosas siempre desde el cristal de nuestra historia, de nuestros traumas ¿se puede confiar en nuestros ojos? Cambiar el punto de vista, de eso se trata todo.
Un punto de vista es solo eso, una manera de ver las cosas. Ni la única, ni la mejor, ni la acertada.
Cuando no queremos ver la realidad preferimos ver lo que queremos ver. Defendemos con uñas y dientes un punto de vista falso. Un punto de vista que borra nuestros errores.
Estamos presos de un único punto de vista, vemos y leemos todo desde lo que nos marcó. Crecer es poder considerar las cosas desde otro punto de vista, nuevo, distinto.
La mirada que importa es la nuestra, lo que ven los demás es irrelevante, son apenas puntos de vista.
Desde nuestro punto de vista nunca podemos ver el todo, solo se ve una parte, por eso todo depende de según como se mire.

jueves, 11 de agosto de 2011

Mírame

Mirame, date vuelta y mírame, date vuelta y vuelve por favor. Y aquí estamos otra vez, logrando que alguien te mire. Cuando queres que alguien te mire no importa ninguna otra mirada, vos queres esa mirada y ninguna más. Pedimos a gritos desesperadamente que abran sus ojos y nos miren, que nos vean, que vean nuestro dolor y nos comprendan. Hacemos enormes esfuerzos para no necesitar de nadie, para no necesitar de una mirada para existir. Pero somos esclavos de esa mirada, la necesitamos, como al aire. Hacemos cualquier cosa por atraer esa mirada, intentamos ponernos en el campo visual del otro, quisiéramos tener un reflector que nos ilumine, quisiéramos brillar para ser mirados. Lo curioso es que los ojos que más nos obsesionan son los que no nos pueden mirar. Pero la mejor mirada no es la que se nos niega, sino esa mirada que no vemos, la que ignoramos distraídamente. Esa mirada inesperada, fuera de todo calculo, esa mirada que nos ve cuando no nos sentimos mirados y por lo tanto nos mostramos mejor. Una mirada capaz de atravesar la máscara y ver lo que hay detrás. Es imposible que nos mire a una mirada vacía, vaciada. Pero lo queramos o no somos esclavos de esa mirada porque todos somos luces apagadas que solo se encienden cuando alguien nos mira.

 Tan solo estamos buscando la mirada que nos gusta.

Te vi.

Vivimos viendo sin ver. ¿Por qué nos cuesta tanto ver de verdad? Ver lo que es tan evidente. Somos curiosos, queremos ver, ver todo ¿Pero estamos preparados para ver de verdad lo que hay para ver?
Todo lo que tenemos que ver está ahí, siempre está ahí a la vista, lo importante nunca está oculto, solo se trata de querer verlo.
Cuando queremos podemos ver con los ojos, con la nuca, con el alma, ver hasta lo invisible.
Ver, verte, verme ¿puedes verme, puedo verte? Estoy aquí, estás ahí, si quieres puedes verme, solo tienes que querer. Estás vivo y solo debes despertar ¿Puedes? ¿Quieres?

lunes, 8 de agosto de 2011

Sobre cómo llegar al inconsciente

El problema del inconsciente es que es un lugar al que va todo lo que queremos olvidar. Cuanta más fuerza hacemos por reprimir, más inquieto se vuelve el inconsciente.
Es curioso, si queremos llegar a esa zona profunda la puerta se cierra, pero si queremos darle la espalda ella viene a buscarnos.
¿Cómo se abre la ostra para llegar a la perla? ¿A la fuerza?
Tal vez es más como un alcaucil o una cebolla, con paciencia, quitando suavemente capa por capa.
El inconsciente nos protege. Se ocupa de todo aquello que nos resulte intolerable, de todo lo que nuestra consciencia no quiere enfrentar.
El inconsciente te trae un mensaje: existo, y soy tu verdadera identidad.